Nuestra Misíon

Desde sus inicios La Iglesia Puerto Seguro fue creada por Dios para alcanzar a todas las familias de las Costas Yucatecas,  Mediante todos los medios de comunicación: Internet, Radio y TV, reuniones y eventos, capacitando y enviando hombres y mujeres de Dios con corazón de padres. Predicar las buenas nuevas del evangelio del reino de Dios a toda persona; para luego Ganar, Consolidar, Discipular y Enviar a cada individuo que ha conocido a Jesús, para que sirva en la obra del ministerio y en el reino de Dios.

Nuestra Visíon

Hacer discípulos que reflejen a Jesús, para establecer el Reino de Dios en Yucatán , a través de grupos de evangelismo y ministerios respaldados por el Espíritu Santo.

Mt.28:19-20,  Jn.15:13

 

Ganar: 

Llevar las buenas nuevas del reino de Dios a los pobres de espíritu, los quebrantados de corazón, los cautivos, los ciegos, los oprimidos, los enfermos, los deprimidos y a toda persona sobre la faz de la tierra por todos los medios disponibles.

 

Consolidar: 

Llevar a cada creyente a ser un discípulo y un fuerte líder en el reino de Dios, fundamentándolo en los valores del Reino y la doctrina apostólica; renovando así su mentalidad para que su ser total sea transformado en espíritu, alma y cuerpo.

 

Discipular:   

Adiestrar, equipar y ayudar a cada discípulo a descubrir y cumplir el propósito, el llamado y la voluntad de Dios para su vida; llevándolo a conocer su identidad como hijo, con derechos, privilegios, herencia y responsabilidades en el reino de Dios.

 

Enviar:   

Comisionar a cada líder y discípulo para que haga la voluntad de Dios y llegue a su destino, llevando el Reino dondequiera que vaya. Enviar líderes con armas poderosas para extender el reino de Dios por la fuerza, echando fuera demonios, sanando a los enfermos, haciendo señales, milagros, maravillas y prodigios; resucitando muertos, predicando, enseñando y profetizando los misterios del Reino, para causar una reforma y un impacto en la sociedad. Con el propósito final de transferir un legado de bendición, prosperidad y justicia a las próximas generaciones.

Amamos a Dios con todo nuestro corazón, alma, mente, y con todas nuestras fuerzas. El es la prioridad de nuestro amor, obediencia y adoración, sobre todas las cosas; si nos quitan a Dios, nos quitan la vida misma. (Lucas 10:27)

Pastor José  Canto

_MG_3158.jpg
fishing-net.jpg
_MG_3040.jpg